La displasia cervical es una enfermedad que genera cambios anormales en las células de la superficie del cuello uterino, es decir en la parte inferior del útero (matriz) que desemboca en la parte superior de la vagina.

Aunque no se considera como cáncer esta anomalía en las células, sí puede clasificarse como un síntoma precanceroso, que en caso de no tratarse podría provocar el cáncer de cuello uterino.

Tratamientos:

Conización
: consiste en la extracción de un pedazo de tejido en forma de cono en el lugar del cuello uterino, donde se encuentra el tejido afectado (displasia), con lo cual se realiza una biopsia y se puede comenzar un tratamiento de cáncer a tiempo.

Láser: la luz del láser se usa para destruir los tejidos anormales.

Extirpación electro-quirúrgica (LEEP): el LEEP es una corriente eléctrica pasada por un aro de alambre delgado que sirve como cuchilla, con el fin de eliminar los tejidos afectado por la infección.

Crioterapia: consiste en destruir el tejido, mediante la aplicación directa de frío intenso con nitrógeno líquido (-196°C).

Electrocirugía: destrucción de los tejidos afectados mediante el calor.

Artículo realizado con información de medlineplus.gov y geosalud.com.