Si tiene entre 21 y 29 años, es importante que acuda con su ginecólogo para realizarse la prueba del Papanicolaou, con el fin de detectar cambios celulares anormales en el cuello uterino, que podrían ocasionar cáncer cervical.

Esta prueba también conocida como citología vaginal se realiza de la siguiente manera:

  • Se introduce un espéculo de metal o de plástico en la vagina
  • El espéculo se abre para separar las paredes de la vagina y así poder llegar al cuello uterino.
  • Después se usa un instrumento para tomar muestras, que podría ser una espátula o un cepillo muy pequeño.
  • Con el cepillo o la espátula se recogen células del cuello uterino.
  • Las células se envían a un laboratorio para analizarlas.

Cabe destacar que la prueba de Papanicolaou tarda poco minutos, no es dolorosa, aunque quizás sienta alguna molestia o presión al momento que el especialista abre el espéculo una vez introducido en la vagina. También puede sentir un leve raspado cuando se recogen las células del cuello uterino.

No lo piense más, acuda con el médico ginecólogo y solicite su prueba del Papanicolaou, con el fin de prevenir cualquier enfermedad.

Artículo creado con información de Planned Parenthood.